publicidad

30 sept. 2013

Hispanos acomplejados

De vez en cuando uno se encuentra con ese tipo de hispano avergonzado de sus orígenes, de su acento al hablar inglés y de, quizás, alguna cosa más. Quieren parecer más gringos que los gringos y sólo adaptan las peores poses, incluso cuando se trata de despreciar a su propia gente o a su cultura.

Ejemplo práctico (me ahorraré los detalles más cáusticos y los comentarios sobre falta de profesionalidad y educación): hace algunos días me ponen en contacto con un posible cliente. Se trata de una empresa hispana de cierto prestigio. Llamo a la persona de contacto y me salta el contestador. Tiene mensajes en inglés y en español. El mensaje en inglés con un acento que podía firmar yo. Le dejo el mensaje, obviamente, en español. Me llama al rato y lo primero que me pregunta es si quiero hablar en español o en inglés... ¡Qué coj...! Le contesto que como quiera pero que, como puede darse cuenta soy un hispanohablante nativo (igual que tú, carajo). Hablamos durante media hora.

A los tres días me llama y me deja un mensaje en el contestador, en inglés. En tres días no ha mejorado su acento. No pasa nada, yo tampoco.

Hoy me contesta a un correo electrónico y lo hace en inglés (antes lo había hecho en varias ocasiones en español).

Las opiniones son como los culos. Cada uno tiene el suyo. Clint Eastwood

No hay comentarios: