3 oct. 2012

Obama-Romney, el debate

Hoy no veré el debate entre dos de los candidatos a la presidencia de Estados Unidos (sí, no sólo hay dos, como piensa mucha gente). A esas horas estaré volando rumbo a Madrid (puede que el debate posibilite que vaya más holgado en el avión). En todo caso, no me perderé demasiado.

A estas alturas uno ya tiene claro que gane quien gane al final siempre pierde la mayoría, los que estamos "en medio". A este país, como a tantos otros, lo gobiernan los grupos de interés y el que esté al mando al final dice poco y hace menos.

Al menos, este año no tendremos que escuchar a la gente cantar canciones de buen rollito, iluminados todos por la luz de los encendedores y velas. Obama, como no podía ser menos, ha demostrado que no era más que un político más. Pero que le quiten lo bailado, el tío se ha llevado un premio Nobel -¡de la paz!-. Seguro que la foto la tiene al lado de aquella en la que sigue, con gesto adusto, la operación que acabó con la ejecución de Bin Laden.

Las opiniones son como los culos. Cada uno tiene el suyo. Clint Eastwood

No hay comentarios: