publicidad

19 jul. 2010

Mi crédito está por las nubes

Al poco de llegar a vivir aquí tuve el atrevimiento de solicitar una tarjeta de crédito de Amazon. Entonces no tenía NPI de cómo funcionaba el entramado bancario gringo. Rechazaron la solicitud sin muchas contemplaciones. Yo, entonces, era poco más que un paria.

Casi tres años después me llueven las ofertas. Estupendas condiciones para conseguir tarjetas o pólizas de seguros. Porque yo lo valgo.

Las mismas empresas que revisaron mi crédito y decidieron que un extranjero recién llegado, como era lógico, no lo tenía muy... largo -el crédito-, ahora pasan mis datos -ríete tú de las políticas de privacidad- a empresas que pagan un dinerito por llenar mi buzón de papeles. Así son las cosas.

Las opiniones son como los culos. Cada uno tiene el suyo. Clint Eastwood

No hay comentarios: