1 ene. 2010

Aventuras en la aduana

Pasar el control de pasaportes en Estados Unidos es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te vas a encontrar...

Esta vez debía haberme fijado en que el agente era el único que tenía puestos unos guantes -azules- de cirujano o de empleado de la limpieza. Quizás me hubiese ahorrado salir de allí con la sensación de que ese trabajo lo puede tener cualquiera. Así fue la cosa:

El de la aduana -llamémosle aduanero-, después de las preguntas rituales (entre ellas: ¿cuánto dinero trae? cuya única razón de ser es ver si había mentido en la declaración de aduana -me dieron ganas de abrir la cartera y contar los pesos mexicanos, dólares y euros-), de la foto y de las huellas, me pregunta:

- Aduanero: ¿En qué país reside?

- Yo: ... en... Estados Unidos... (le había entregado la tarjeta verde pero el aduanero iba a ver si me pillaba).

- Aduanero: ¿Por qué pone aquí "EE. UU." -pronúnciese "i-i-iu-iu"? (había completado la declaración de aduana utilizando el formulario en español).

- Yo: bueno, el formulario está en español y...

- Aduanero: ¡PERO USTED ES ESPAÑOL!

- Yo: ¿¿¿!!!!????... Sí. Y el formulario está en español y EE. UU. significa "Estados Unidos" en español...

Seguidamente, el probo aduanero tachó EE. UU. y puso "USA".

- Aduanero: bienvenido a casa.

No hay comentarios: