publicidad

14 dic. 2009

Casa Museo Colón de Valladolid

He pasado por delante de la Casa Museo de Colón de Valladolid -el Almirante entregó el petate en Pucela tras perseguir a Fernando el Católico solicitándole que cumpliese lo firmado en Santa Fé- cientos de veces. Como sucede en estos casos, he tenido que irme lejos, muy lejos, para volver a visitar lo que siempre he tenido a mano. Así que este domingo, a cambio de dos euros me he dejado caer por allí para ver un raquítico museo totalmente falto de piezas originales y lleno, en cambio, de paneles y reproducciones de poco interés.

Quizás para organizar visitas de escolares pueda tener sentido pero, desde luego que el tenerlo abierto el fin de semana con cuatro personas trabajando allí y nula presencia de visitantes -en una hora allí dentro no vi a nadie más- no es más que un despilfarro a cargo del contribuyente, sobre todo cuando podemos leernos, por ejemplo, la biografía de Cristóbal Colón de Manuel Fernández Alvárez.

Las opiniones son como los culos. Cada uno tiene el suyo. Clint Eastwood

1 comentario:

Anónimo dijo...

uh. funny style..