publicidad

6 jun. 2009

Bautismo laico


Pues resulta que hemos dado un paso más en el progreso de la civilización  occidental: ya tenemos bautizo laico. Pedro Zerolo, cual don Camilo, ha "oficiado" el "bautizo laico" del hijo de Cayetana Guillén Cuervo. Lo peor del caso es que nos amenaza con seguir adelante con el tema y posibilitar que el sacramento civil sea bendecido por la administración pública. Hay que dar una calurosa acogida a los retoños para que sientan, desde un primer momento, que la sociedad les quiere, mucho.

Por supuesto, la frivolité de Zerolo y la Cuervo va a cuenta del erario público y no cuenta con ningún respaldo legal, de momento. Cuanto lo tenga habrá que ampliar presupuestos para pagar, del bolsillo del contribuyente, para que se le dé una bienvenida como Dios manda a los miembros neonatos de la sociedad civil. Tiempo y dinero despilfarrados porque sí.

¿Qué tal una comunión civil? ¿Extrema unción administrada por un jefe de negociado? ¿Los tres Barrenderos Magos?

No hay comentarios: