publicidad

20 feb. 2009

Traficando: boicot... por un rato


Ayer por la noche me llegó un correo de uno de los anunciantes de mi cliente (me dedico, entre otras cosas, al tráfico de anuncios en Internet). Me decía que debía de eliminar al New York Post de la lista de los sitios web en los que se veían sus banners. En concreto esta gente es bastante particular por lo que a uno ya no le sorprende nada de lo que le plantean.

Pero, mira por donde, me encuentro en El Mundo con la explicación al dilema, una explicación que tiene que ver, y mucho, con la fotografía que ilustra esta entrada.

Lo gracioso del tema es que la retirada de los anuncios era temporal. O sea, que una vez pasado el estúpido revuelo volverán a poner el anuncio. A eso le llamo yo ser políticamente correcto.

Las opiniones son como los culos. Cada uno tiene el suyo. Clint Eastwood

No hay comentarios: