11 oct. 2008

Al otro lado del charco

Después decir "thank you" un par de veces -problemas de pasar mucho tiempo hablando en inglés- decido hacer tiempo en Nuevos Ministerios. Sé que hay un Starbucks en la calle Orense, así que me dirijo hacia allí (no es que lo eche de menos, sino que uno presume que dada la cadena que es y la situación en uno de los puntos empresariales por excelencia de la capital, tendrá conexión a Internet) y pregunto, ya que uno va preparado para todo, si tienen Internet... Nones. ¿Estamos por detrás? ¿Seguimos pensando que el trabajo uno no se lo lleva fuera de la oficina, comidas de trabajo aparte?

El caso es que pude conectarme en el Centro Moda Shopping, enfrente del Santiago Bernabeú: aviso para navegantes.

Un poeta es alguien que calla. Hugo Mújica

2 comentarios:

Huberto dijo...

Felicidades por tu blog!

Un Saludo esta vez mas cercano...
H.

Wilber dijo...

Es decir que en Madrid no podías encontrar un sitio con wi-fi para conectarte? Me he quedado sorprendido! y mucho más sabiendo que era un Starbucks! Bueno las diferencias culturales.
que te diviertas al otro lado del charco!