publicidad

18 ago. 2008

Quiero trabajar en Google

Aunque, desgraciada o afortunadamente, nunca he trabajado para Google voy a contar mi experiencia en las entrevistas: yo me quedé en la sexta y no pude disfrutar de los futbolines, los masajes o la comida gratis. Bueno, la comida gratis si le he disfrutado ocasionalmente ;-)

El primer contacto fue una correo electrónico de un recruiter, una empleado de una empresa de selección de personal que colaboraba con YouTube me mandó un correo electrónico en el que me pedía que le indicase una hora para llamarme. Dicho y hecho, tras una breve entrevista el sujeto me mandó la descripción del puesto de trabajo: ad server, YouTube, San Bruno, viajes por Hispanoamérica...

Posteriormente tendría otro par de entrevistas, más en profundidad, con el recruiter. El sujeto, evidentemente, estaba convencido que yo era el candidato ideal. El siguiente paso era hablar con los de recursos humanos de YouTube. Tuve un par de entrevistas, también telefónicas, que al parecer fueron bien. En una de ellas me pidieron las notas de la universidad... Luego he sabido que es algo común, que Google lo pide por sistema, ya que, aunque sea para un trabajo rutinario, pretenden que trabaje allí la crema y nata. Lo cual, dicho sea de paso, no tiene tanto sentido cuando las tareas a realizar son rutinarias. Esto último motiva que haya gente que, a pesar de todo el encanto que tenga trabajar para Google se acabe pirando.

En estas siguientes entrevistas me encontré con que la descripción del puesto había cambiado. No se trataba, ni de lejos, de la misma oferta. Esta vez el puesto de trabajo estaba en el mismo Mountain View y trabajaría para Google.




La sexta entrevista fue, también telefónica, con el jefe del anterior. Aparentemente todo salió bien y me indicó que, en una semana, me llamarían para ir a Mountain View y hacer una entrevista in situ. Esperé ocho días, llamé, escribí, pero mi contacto parecía que estaba fuera. A las dos semanas me llegó un correo electrónico en el que se me indicaba que habían decidido to move forward with other candidate... El detalle de haberme llamado y habérmelo dicho de viva voz se les escapó.

En todo caso me libré de las entrevistas que, según luego me he enterado, son la tónica habitual en la casa. Digamos que son raritas.

No hay comentarios: