publicidad

25 ago. 2008

Londres 2012 lo tiene difícil

Si los ingleses quieren que sus olimpiadas superen el aprobado van a tener que ponerse las pilas. El espectáculo que dieron en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 no fue el mejor de los posibles.

El alcalde de Londres -¿no había otro mejor?- Boris Johnson parecía el portero del edificio de la esquina. Alguien le podía haber dicho que se abrochase el traje. Los bailarines, Jimmy Page, Leona Lewis... Todavía no sabemos que pintaba Beckham allí con el balón de fútbol.

Todavía están a tiempo de contratar a Zhang Yimou, el director de la ceremonia de apertura en Pekín 2008, para que se encargue de la de Londres. Ya lo que pueda pasar con el resto de las Olimpiadas es otra cosa.

No hay comentarios: