publicidad

11 ago. 2008

Jason Lezak cierra la boca al relevo de Francia


Michael Phelps sigue persiguiendo su sueño. Y se lo debe a su veterano compañero en los relevos del 4x100m., Jason Lezak que, en un último relevo increíble, acabó con las esperanzas de los franceses, que eran los favoritos de la competición y que se habían permitido decir que iban a machacar a los estadounidenses.

Al final los bocazas galos se quedaron con cara de tontos y se tuvieron que conformar con la plata. En EE.UU. los comentarios de los medios de comunicación no han podido ser más despiadados hacia los franchutes que, como siempre, siguien haciendo amigos. Como si la fama que acarrean no fuese suficiente por sí sola.

No hay comentarios: