publicidad

13 jul. 2008

La planta de residuos de George W. Bush



Una de las últimas veces que he estado en Dolores Park un par de gringos, bandera de las barras y estrellas en la mano, se dedicaban a pedir al personal su firma para una iniciativa cuanto menos curiosa. Se trata de reunir suficientes firmas para que la planta de aguas residuales de San Francisco, actualmente llamada Oceanside Wastewater Treatment Facility, pase a denominarse George W Bush Sewage Plant. Dudoso honor para el tío Jorge.

Por lo visto, ya han presentado las firmas al San Francisco Department of Elections. Si dicho organismo reconoce como válidas suficientes firmas, el mismo día de las elecciones presidenciales -el 4 de noviembre- los habitantes de la ciudad votarán si conceder o no el oloroso reconocimiento al presidente saliente y, teniendo en cuenta que Frisco es una de las sedes del progresismo estadounidense, podemos contar con que el temita va a salir adelante.


Por cierto, la tradición indica que los presidentes salientes tienen el derecho de levantar una biblioteca presidencial, dedicada a honrar el nombre del presidente cesante, a cuenta de los fondos públicos. Conociendo el nivel cultural de Bush Jr. a lo mejor lo de la planta de residuos no es tan mala idea...

No hay comentarios: