publicidad

10 jul. 2008

El Fútbol en las Olimpiadas de Pekín 2008

PBC

La lista "española" (igual que las del resto de las ligas) lleva camino de hacerse interminable: Ronaldinho, Burdisso, Heinze, Messi, Marcelo, Robinho, Robis, Diego Alves... Las selecciones nacionales de fútbol que están clasificadas para los Juegos Olímpicos piden y los equipos se oponen, cuando pueden.

Y solamente pueden cuando el jugador seleccionado es menor de 23 años. Una edad impuesta por la FIFA para que los Juegos Olímpicos no supongan nunca una amenaza al Mundial de Fútbol. La joya de la corona de la FIFA y, por casualidad, su principal fuente de ingresos. ¿Será una cuestión de pasta?

Todo ello hace que el fútbol se convierta en el deporte "rarito" de las Olimpiadas. De los pocos en los que, por "ley", los mejores deportistas están excluidos. Para suerte de los equipos que pagan a los jugadores, que siempre son los paganos.

El Barcelona, como otros equipos, argumenta para justificar la no cesión de Ronaldinho a la selección brasileña que, en el calendario de la FIFA "no constan los Juegos Olímpicos" ni existe "decisión especial al respecto. Por lo tanto, el club no está obligado a ceder a sus jugadores".

La pregunta es: ¿qué sentido tiene mantener en el calendario olímpico un deporte en el que no juegan los mejores?

No hay comentarios: