publicidad

2 jun. 2008

Sex and the City

Y hoy resolví el dilema sobre si me vería arrojado a la silla del cine para ver Sex and the City. Ahí estuve, con un par, en representación del hombre hetero. El resto del personal señoras, señoritas y gays.

La verdad es que estaba como pez fuera del agua. Incluso cometí el error de reírme en el momento trágico de la película y recibí una guantá por parte de A. Ahora siento lo que deben sentir los que no se enteran cuando ven un partido de fútbol...

En una rápida encuesta de seis personas soy el único especimen al que no le ha gustado la película. Ya sabía a dónde iba ya que tampoco soy capaz de pillarle el truco a la serie. Supongo que cuando he visto algún capítulo de la serie siempre me he quedado bastante alucinado:

- No entiendo cómo las protagonistas van vestidas y maquilladas siempre como si fuesen a un fiestón, aunque estén haciéndose una tostada.

- ¿Quién viste a la protagonista? ¿Lo hacen con buen gusto? ¿De dónde saca la pasta para pagarse los trapos?

- ¿No han llegado en ningún episodio (Carrie y la cachonda) a tener alguna enfermedad venérea?

- La más pava de ellas ¿tiene alguna profesión conocida?

1 comentario:

Ali dijo...

a lo mejor debes volver a verla en la version espanola, asi que puedes entenderla mejor;-)