22 jun. 2008

Grande Spagna!


Algún día me tendré que hacer mirar el porqué apoyo a la selección italiana cuando España no juega. Seguramente porque tengo idealizado al país transalpino porque lo que es su fútbol... Siempre juegan con un porterazo, dos fuori classi y ocho tuercebotas. Lo más redondo que han visto estos tíos es una puerta.

Hoy nos hemos vengado por las afrentas pasadas: del Mundial 34 en el que Mussolini consiguió que el fascismo se llevase una alegría al robar el campeonato al equipo más fuerte del momento, hasta el Mundial 94 en el que Luis Enrique se llevó una buena hos... del narigón Tassotti (estamos de acuerdo con que L.E. se debería haber llevado alguna más en su carrera) y il grande Roberto Baggio nos ajustició sin justicia.

Hoy hemos mandado al Infierno de Dante a unos cuantos fantasmas. Tres veces antes, un 22 de junio, nos habían mandado a casa en los penales, después de haber mandado en el tiempo reglamentario. El fatalismo, una de las características patrias, me ha agarrado de las pelotas en cuanto se terminó la prórroga, pero allí estaba Iker Casillas que, con un par, paró dos lanzamientos.

No hay comentarios: