6 may. 2008

La ciencia avanza que es una barbaridad

Aposentado estoy en estos momentos en uno de los Starbucks más amplios, y seguramente el más cómodo de todo San Francisco. O sea que tengo que otra oficina más. Como el menda es cliente de AT&T puedo conectarme by the face a la conexión inalámbrica del local.

Hoy la sorpresa ha sido que la página de bienvenida de Starbucks mostraba un banner en el que se indicaba la música que, en ese momento, estaba tocando en el local. Seguramente tendrá una explicación muy sencilla pero... ¡Hay que ver!

Ni que decir tiene que el banner dirigía a la tienda de iTunes, y es que aquí se hila muy, muy fino.

No hay comentarios: