28 abr. 2008

Incidencia aeroportuaria (parte I)

Viaje al extranjero (o sea, fuera de los EE.UU.). Cola de acceso al control de equipaje. "Aleatoriamente" soy elegido para un control exhaustivo. A mi vera, un ciudadano británico ha tenido la misma suerte que yo. Después de que rebusquen en mi exiguo equipaje -total, me iba a pasar solamente el fin de semana fuera- me dejo manosear -con mi parienta de testigo, que una cosa es una cosa y otra otra- y paso el examen con nota.

¿Creía yo que ya me podía relajar? ¡Pues no!

Acceso al vuelo. El encargado de la compañía me pide el pasaporte y, como todo perro pichichi aquí, me suelta un ¡España! de esos que en otros tiempos motivarían levantar el brazo en alto. Sigue la conversación:

- ¿Es usted residente?
- Sí.
- ¿Tiene la "green card"?
- No, todavía no me la han mandado...
- ¡Entonces usted no es residente!

Jur, jur, jur... Todo mi gozo en un pozo. Me acabo de convertir en un ilegal más entre doce millones de ilegales.

- Pero la VISA...
- Aquí dice que ha expirado.
- No, no, esa es la fecha límite que tenía para entrar en el país.
- Esa es la fecha en la que expira la VISA.

Mi santa tercia en el asunto y yo mientras, compungido, miro al pasaporte patrio. No somos nadie.

Vuelvo a la carga.

- Excuse me honey (que quede claro que hablo con mi mujer).
- Oiga, si hace usted el favor de mirar aquí donde dice esto de que esta VISA tiene una validez de un año...

El pollo lee el inserto y cambia de actitud. A partir de ahora dirá que él solamente avisa, que si hay problemas es cosa nuestra, que él (inmigrante como yo) también pasó por eso y que los de la "migra" son tal que así.

¡A tomar por culo, que pase lo que tenga que pasar que nosotros nos subimos al avión y a pasar el fin de semana haciendo chistes sobre mi regreso o no regreso al paraíso prometido.

continuará

2 comentarios:

Patch dijo...

¿Y no te han hecho las cienes de preguntas esas que le hicieron a Depardieu en "Matrimonio de conveniencia"?

Malditos inmigrantes, nos roban nuestros trabajos, se casan con nuestras mujeres...

(Espero que todo bien)

Anónimo dijo...

Eso ya me lo hicieron en la embajada de Madrid, pero permanece atenta a la segunda parte...