publicidad

12 abr. 2008

En la playa

Hoy el termómetro se ha vuelto loco. Gracias a Dios nuestro
apartamento es interior y no nos hemos achicharrado esta mañana.

La solución ante los calores en una ciudad con playa está clara. El
problema aquí es que la sola idea de meter la uña de un pie en el agua
pone los pelos de punta. La esperada y fresca brisa que suele correr
en Ocean Beach no se ha presentado esta vez así que nos hemos dado la
vuelta con sensación haber estado un rato en la plancha.

Luzo brazos y cuello de albañil o ciclista. Para chulo yo y la crema
para el sol para otros.

No hay comentarios: