publicidad

24 abr. 2008

El enchufe del cargador del Mac


Puede parecer una tontería, pero es uno de esos detalles que cuida Apple y que hacen diferentes a sus productos. El extremo del cargador que suministra la corriente eléctrica al Mac va provisto de un imán que hace muy sencillo conectarlo.

Una de las ventajas es que es imposible que podamos dañar a nuestro ordenador al intentar conectar el enchufe de manera "patosa". Pero sobre todo este invento evita que nuestro flamante ordenador salga volando en el caso de que tropecemos con el cable de alimentación.


foto beust.com

1 comentario:

Anonymous dijo...

esta padrisima la clavija