29 abr. 2008

Boot Camp, para usar Windows en tu Mac


Leopard te permite usar Windows en caso de que necesites una aplicación sólo de PC. La configuración es fácil y directa, como cabe esperar de un Mac.

Boot Camp es compatible con las versiones de 32 bits más conocidas de Windows XP y Windows Vista. Cuando uses cualquiera de los sistemas operativos en tu Mac, tus aplicaciones de Windows funcionarán a su velocidad natural. Las aplicaciones de Windows tienen acceso completo a ambos procesadores y núcleos, a los gráficos con aceleración 3D y a los puertos de alta velocidad, como USB, FireWire, Wi-Fi y Ethernet Gigabit.

Asistente de Boot Camp

El asistente de configuración de Boot Camp se encarga de configurar tu disco duro dejando los datos de tu Mac intactos y creando una partición de Windows donde iniciar el proceso de instalación. Boot Camp incluye una guía de configuración en PDF.

Después de abrir Boot Camp, simplemente introduce el DVD de Leopard para instalar los controladores necesarios. Lo único que necesitas para que tu Mac funcione con Windows viene de serie. Cuando uses una aplicación de Windows, disfrutarás de todas las prestaciones únicas del Mac (iSight, mando Apple Remote, trackpad, teclas especiales, teclado retroiluminado...) y de sus conexiones (con cables o sin ellos).


Tras instalar Windows con Boot Camp, podrás arrancar tu Mac con cualquiera de los dos sistemas operativos. Basta con que mantengas pulsada la tecla Opción al arrancar y que elijas el que desees.

Si tenías una versión anterior de Boot Camp sólo necesitas algunos controladores. Para instalarlos, reinicia tu Mac con Windows y actualízalos con el DVD de Leopard.

1 comentario:

Anonymous dijo...

para mi la mejor opcion es pararells, va como un tiro