6 feb. 2008

Un español

El milagro se ha producido esta tarde. Después de cinco meses y tras una visita frustrada, hoy me he comido y hasta me he tomado un agua con un español (aunque de San Sebastián, se considera español, fíjate tú). Ni siquiera lo conocía porque nos puso en contacto otro amigo común. He vuelto a tener la sensación de que debo practicar más mi propio idioma o corro el riesgo de olvidarlo.

No hay comentarios: