publicidad

20 feb. 2008

Ski en Vail (Colorado)


Cuando uno habla de esquiar en Estados Unidos inmediatamente viene a la mente Aspen, en el estado de Colorado. Pero la mega estación no es ni mucho menos el único lugar en Estados Unidos en el que los amantes de la nieve pueden disfrutar del blanco elemento. Sin salir de Colorado, nos encontramos con Vail, una joya a apenas un par de horas, en coche, del aeropuerto de Denver.

El viajero debe ir dispuesto a aflojar el bolsillo, puesto que hay pocas cosas baratas en Vail. Nada de chollos de los que se puedan encontrar en algunas estaciones del viejo continente. En todo caso, el actual cambio dólar-euro hace que la visita resulte más liviana para el europeo que se deje caer por aquí. Como ejemplo, el acceso a las pistas ronda los noventa dólares/día.

La oferta hotelera está copada por las mejores cadenas de Estados Unidos, con lo cual es difícil encontrar gangas. Eso sí, los servicios a disposición del cliente son de calidad, acorde con el precio que hay que pagar. Se recomiendan los alojamientos con piscina climatizada y/o jacuzzi al aire libre. Nada mejor después de un día en la nieve. Para el visitante con un presupuesto "ilimitado" están los múltiples alojamientos privados.

Pero además de la nieve hay otras atracciones en la zona. El centro de la ciudad, construido con cierto aire centroeuropeo, dispone de tiendas en las que nos podemos dejar el sueldo a cambio de ropa y equipos de ski de marca a buen precio (nuevamente aprovechando el cambio de moneda). La oferta culinaria es también muy amplia dado el pequeño tamaño del lugar: Vail apenas cuenta con cinco mil habitantes censados.

¡Ah, y se habla español!: son multitud los argentinos -y nativos de otras partes de Hispanoamérica- que trabajan en Vail durante la temporada alta.

Vail, un paraiso del ski con apenas cuarenta años de historia.

No hay comentarios: