12 feb. 2008

Hippies



Por circunstancias profesionales que no vienen al caso, últimamente estoy entrando en muchas casas de San Francisco -en realidad en el barrio de Castro- y me estoy encontrando con que, en la mayoría de ellas, reina el desorden, una suerte de caos en el que los papeles en el suelo, la ropa por cualquier sitio y los diferentes tipos de contenedores ocupan cualquier espacio. Algo parecido debía ser el espectáculo que mi madre veía cada vez que entraba en mi habitación. En mi defensa diré que cuando sabía que venía visita ordenaba un poco "la cuadra."

No hay comentarios: