22 nov. 2007

iPhone


La verdad es que algún iPhone que otro he visto en Silicon Valley o mejor dicho en San Francisco. Muy chulo sí, pero cuando uno lee todo lo que llega de Europa -o mejor, de fuera de Estados Unidos- sobre el aparato de Apple... Que si las operadoras se tiran los trastos a la cabeza por conseguir la exclusividad, que si los gobiernos de turno quieren evitar nuevos monopolios, que si el precio en Alemania llegará a los 999 dólares... ¿o eran euros?

Un despliegue informativo excesivo o... un trabajo de marketing de primera del equipo de Apple.

El tema de las intervenciones de los gobiernos con la excusa de la protección al consumidor es bastante curioso. El resultado, como no podía ser menos en nuestra querida Europa, es que en cada país el tema se soluciona de distinta manera. Por cierto, la filial británica de Telefónica, O2, se ha llevado el gato al agua y parece haber sido la única multinacional telefónica que ha conseguido salvarse de las iras antimonopolísticas.

No hay comentarios: