18 sept. 2007

Cuestión de educación

Los gringos son muy educados. A veces, como en el caso de los camareros, excesivamente educados (lo de los camareros, como hemos explicado en otra entrada, tiene su justificación en que viven de las propinas). Aquí la gente, al entrar o salir de los sitios, o cuando van por la calle, suele ser bastante educada; si les interrumpes el paso te dirán excuse me. Dar los buenos días o las gracias es algo, igualmente, de lo más natural.

Esto me recuerda a algo que me pone de los nervios en Madrid. Cuando la gente está apelotonada en el tren del metro y llega la próxima parada siempre hay alguien - normalmente ha estado sentado comodamente todo el trayecto y habrá quitado el sitio a una pobre anciana - que te pregunta: "¿vas a salir?" ¿Para qué coño lo preguntan? Es materialmente imposible moverse a ningún lado así que cuando llegue la parada, si es que no me bajo, ya me apartaré yo ¡Joder!

No hay comentarios: