10 sept. 2007

La bandera de Estados Unidos




Una de las cosas que más llaman la atención cuando uno llega a este país es la proliferación de banderas, de banderas de Estados Unidos. En el Estado de Nueva York, por ejemplo, es rara la casa -me refiero a las viviendas unifamiliares- en la que no ondea una enseña de las barras y estrellas en el porche.

Es un espectáculo extraño para alguien venido de España donde el presumir de bandera sólo les está permitido a las tierras y ciudadanos con ínfulas nacionalistas. Pero no, aquí lo que manda es la bandera del país -perdón, del estado-.

3 comentarios:

Martin Higueras (Analista de cuarta) dijo...

Me alegra ver que ya comienzas a llamarlos gringos... es lo que son pues... Lo que me da envidia son esas canchas de tenis... que rico... has tenido que irte de Madrid para comenzar a ganar coño... suerte fiera...

Joaquin dijo...

Tio Pedro!!!
¿Donde estás? me dijo mi papá que te habías ido de Madrid con la tía Ali. A ver cuándo nos tomamos un café como antes. Vengan a verme pronto porque sino voy yo.... chauuu besos a los dos...

Pedro dijo...

Joaquí, dile a tu padre que ganarme solo me ganó la primera vez que jugamos. Después le empezaron a dar esos mareos tras correr cinco minutos.

Y te puedes venir cuando quieras. Tenemos habitación para invitados y nos están instalando el cable ahora mismo :)