17 jul. 2007

El monstruo Google se come a DoubleClick

Hace ya unas semanas que se hizo público el acuerdo de compra por el que Google adquiría, por 3.100 millones de dólares, DoubleClick, el líder mundial en gestión de campañas de publicidad. Es la segunda vez en menos de dos años que DoubleClick cambia de manos: en 2005 el fondo Hellman and Friedman compró la compañía por un tercio de lo que acaba de desembolsar Google que, con esta adquisición, traslada su liderazgo en publicidad contextual a la publicidad gráfica y se sitúa en muy buena posición para la explosión del vídeo como soporte publicitario. DoubleClick ya está preparado para ello, como ha demostrado en el mercado norteamericano y como demostrará, en breve, en Europa. No se trata de la fusión de dos competidores, sino de dos empresas que, dentro del campo publicitario, se han especializado en productos distintos.

Google deja así un poco más atrás aún a sus principales competidores, Microsoft y Yahoo!, que ya se habían quedado rezagados tras la compra de Youtube por la empresa de Brin y Page . El software de adserving DART de DoubleClick es, seguramente, el más usado por muchas de las webs que visitamos y por la mayoría de las agencias de publicidad online. La fusión no supone sólo la posibilidad de sumar sus mercados y permitir a Google el acceso a portales internacionales, centrales de medios y medios de comunicación en los que no tenía presencia, sino que la experiencia y los datos de ambas compañías podrán ser analizadas para incrementar la relevancia y la calidad de los anuncios que servirán. Los usuarios de ambas herramientas esperamos poder gestionar nuestras campañas contextuales y gráficas de manera unificada y con mejores resultados.

Ya se nos avisa de la llegada de un nuevo monstruo. Las voces en contra del supuesto monopolio que el gigante norteamericano ejercerá, también, sobre la publicidad no han tardado en dejarse oír: Google se va a comer el Mundo, por lo menos el virtual. Para regocijo de los profetas del apocalipsis seguramente Google-DoubleClick se encontrará con grandes problemas para retener a las grandes cuentas, que pueden no estar muy dispuestas a caer totalmente en manos del monstruo. Mientras tanto, los pequeños emprendedores que crean sus páginas con el aliciente de ganar un dinerito con los anuncios de Adsense de Google, siguen esperando que Yahoo! y Microsoft se pongan las pilas y empiecen a competir en serio, al menos en ese terreno.

publicado en Libertad Digital

No hay comentarios: